Todo sobre la Dieta BARF o ACBA: tumbemos mitos, ¿qué dice la ciencia? Parte 1- La transición

Hoy en día disponemos de múltiples opciones para la alimentación de nuestros peludos. Concretamente, en este post "Todo sobre la Dieta BARF o ACBA: tumbemos mitos, ¿qué dice la ciencia? Parte 1" trataremos una dieta comúnmente conocida como BARF (Biologically Appropiate Raw Food) o su traducción al castellano, ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada). Este post ha sido realizado con base de estudios y artículos científicos, donde os explicaremos qué es la dieta BARF o ACBA, sus variantes, cómo podemos realizar la transición de pienso a una alimentación natural y cruda, las proporciones general y las dietistas y expertas en nutrición de referencia en España, así como dos empresas dedicadas a la producción comercial de dieta barf.


Debido a la extensión en este tema, lo hemos dividido en tres secciones. La semana que viene os traeremos la segunda parte de este post, "Todo sobre la Dieta BARF o ACBA: tumbemos mitos, ¿qué dice la ciencia? Parte 2", donde habrá podcast con alguien muy conocido en el mundo barf, los beneficios de esta dieta y tumbaremos muchos mitos a través de una tercera entrevista en un tercer post.


Antes de comenzar, queremos aclarar que tanto si eliges un alimento procesado como el pienso, comida húmeda en lata, como si eliges la dieta cruda y natural, recuerda que la salud de tu mascota es lo más importante y debemos encontrar la opción que más se adapte a sus circunstancias para él/ella y su estado de salud.


¿En qué consiste la dieta BARF o ACBA?

El Journal of the American Veterinary Medical Association, December 1, 2013, Vol. 243, No. 11, Pages 1549-1558, define esta dieta como: "Raw meat–based diets are those that include uncooked ingredients derived from domesticated or wild-caught food animal species and that are fed to dogs or cats living in home environments. These ingredients can include skeletal muscles, internal organs, and bones from mammals, fish, or poultry as well as fruits, vegetables, unpasteurized milk and uncooked eggs". Traducido al castellano: "Las dietas basadas en carne cruda son aquellas que incluyen ingredientes crudos derivados de especies de animales en semi-libertad y/o salvajes, que se utilizan como alimento para perros o gatos que viven en entornos domésticos. Estos ingredientes pueden incluir huesos carnosos, músculos, órganos internos y huesos de mamíferos, peces o aves, así como frutas, verduras, leche sin pasteurizar y huevos crudos". Además, deberíamos eliminar los alimentos procesados así como los cereales.


También las dividen en dos tipos de categorías: "Raw meat–based diets can be divided into 2 main categories: commercial and home-prepared". Traducido: la que podemos preparar en casa y la que podemos comprar ya preparada (comercial). En el punto 2 de este blog os mostremos cómo podéis prepararla en casa y en el siguiente, las dos marcas de referencia que actualmente existen en el mercado.



¿Qué contiene un plato de la dieta BARF o ACBA?

Para que esta dieta sea equilibrada y saludable debe comprender los siguientes porcentajes:

- Huesos carnosos: entre el 50% y el 60% aprox.

- Carne: entre el 30% y el 20% aprox.

- Hígado: 5% aprox.

- Vísceras: 5% aprox.

- Frutas y verduras: 10% aprox.


Cuando hablamos de:

a) Huesos carnosos (aprox. 50-60% de su comida):

Nos referimos a cuellos, patas, alas, costillas, carcasa, etc.

En general, se recomiendan los siguientes huesos carnosos dependiendo de los distintos tamaños de nuestra mascota:

  1. Gatos y perros pequeños: necesitan huesos con menos densidad que les permitan masticar de forma adecuada y una digestión no pesada. Podrían utilizar: codornices enteras, alas de pollo, patas de pollo y cuellos de pollo.

  2. Perros medianos: su variedad es más amplia. Estaría includes todos los anteriores añadiendo los siguientes: carcasa de pollo, cuartos traseros de pollo o pavo, rabo de cerdo y alitas de pato.  

  3. Perros grandes: se recomienda utilizar piezas más grandes, sobre todo si el animal come deprisa y no tiende a masticar la comida. Un trozo más grande le ayudará, no sólo a emplear mayor energía, sino que también tenga que comer más despacio y facilitar una mejor digestión. Se recomienda: conejo completo, cuello de pato, cabeza de cordero, pezuñas de cerdo y patas de pavo.


b) Carne (aprox. 30-20% de su comida).

Nos referimos a: pechugas, corazones, músculos y tendones en general, lenguas, pulmones, estómagos o tráqueas. Los nutricionistas profesionales recomiendan dar el producto entero si el animal es de tamaño grande, pero si nuestra mascota es pequeña o mediana también podríamos picarlo para facilitarles la ingesta.


c) Hígado y vísceras (aprox. 5% cada una).

No debemos confundir el hígado u otros órganos con las vísceras. El pulmón, el estómago o el corazón son órganos que desarrollan una función diferente en nuestro organismo, mientras que las vísceras corresponderían a los riñones, pancreas, bazo y el hígado. En esta sección, también se incluirían el cerebro, los testículos y los ovarios (aunque en los humanos estos órganos no son vísceras).


d) Frutas y verduras (10% aprox).

En este apartado podemos utilizar:

- Verduras: se aconseja hervirlas levemente (5 minutos) para una mayor capacidad de absorción y una digestión óptima (no añadir sal ni ningún condimento). Las verduras que selecciones deben ser ricas en nutrientes y bajas en carbohidratos. Por ejemplo: kale, espinacas, brócoli o coles de Bruselas.

- Semillas: se recomienda que en cada plato de comida haya un porcentaje orientativo de 2% de semillas o frutos secos naturales (sin tostar ni condimentados). Si la semilla esta entera, se debe partir para facilitar la digestión. Puedes utilizar: almendras, semillas de calabaza, amapola o girasol.

- Fruta: se desaconseja utilizar las que tengan una gran cantidad de fructosa, como por ejemplo, fresas, o en su defecto, no abusar de ellas. Unos buenos ejemplos de fruta equilibrada podrían ser: la manzana, los arándanos, las frambuesas o la pera.



Mi perro tiene otra alimentación pero estoy interesado/a en realizar la transición a BARF o ACBA, ¿por dónde empiezo?

Si estas en este punto, lo primero que debemos comentaros es que es muy fácil comenzar con esta dieta.

Se puede realizar de varias maneras, pero los expertos recomiendan dos:

- Ir reduciendo el porcentaje de pienso a la vez que se incrementa durante las primeras dos semanas carne blanca de pollo o pavo. Es aconsejable no mezclar varios tipos de carne al comenzar para ayudar a nuestro animal a realizar el cambio y conseguir que su estómago se adapte progresivamente.

- Realizar el ayuno durante un día completo (24 horas). En este caso, debemos suministrar agua a nuestro animal y cerca de su alcance.


¿Cómo comienzo la planificación?

La dieta BARF es muy fácil de preparar ya que podéis comprar la comida por kilos y prepararla de forma individual en bolsitas de congelación para disponer de cada una de las comidas de tu mascota. Además, os recomendamos disponer de un compartimento o cajón del congelador para su comida (no queremos confusiones tras el descongelado).


Para comenzar a la planificación tendréis que hacer unas reglas de tres muy sencillas en función del perfil de actividad y de si vuestro perro tiene alguna necesidad especial de salud. Para este último caso, os recomendamos que acudáis a alguien profesional para comenzar la dieta de forma correcta. Otro punto que muchos expertos del BARF están de acuerdo, es en realizar un análisis de sangre antes de modificar cualquier hábito alimenticio del animal para asegurarnos de que está sano o conocer de primera mano si tiene alguna carencia y/o problema.


En casa nos ha ayudado mucho disponer de un peso para poder comprobar los gramos de comida que debe comer Spock, por lo que si disponéis de una, podréis pesar la comida más fácilmente y ayudaros de esta herramienta. Normalmente, los domingos solemos planificar la comida semanal, así que si lo hacemos para nosotros, ¿cómo no íbamos a hacerlo para nuestro pequeño capitán?


Ahora llega el siguiente paso, ¿cuánta cantidad debo dar?

Como hemos comentado anteriormente, debemos de realizar un "perfil" a nuestra mascota.

La cantidad que vamos a proporcionar varia en función del peso de nuestro perro o gato y de su actividad.

Las tomas de comida son perfectamente adaptables tanto para vosotros como para vuestro animal. Por ejemplo, Spock siempre tiene dos tomas, una por la mañana y otra por la tarde-noche, pero puedes repartirlas en 3 o 4, o en las que necesites.


La regla de tres a seguir es la siguiente y es muy sencilla: debemos administrarle del 2% al 3% del total de su peso, dependiendo del gasto energético que tenga en perros adultos. Si tenemos un cachorro, la regla será la misma pero con un porcentaje del 10%.


Por ejemplo:

Si tenemos un perro que pesa 25 kilos con un ritmo moderado (de una a dos horas de ejercicio al día) y come en dos tomas, debemos darle una toma por la mañana de 370 gramos y otra por la tarde-noche de 370 gramos (total diario = 740gr que es el 3% de 25kg aprox.)


Para daros otro ejemplo, os damos la tabla de Spock:

Peso= 12,5 kg, realizamos el 3% que nos da 375 gramos diarios de comida.

Por lo que lo dividiremos en aproximadamente:

1. Carne 120 gramos

2. Huesos carnosos 190 gramos

3. Hígado y vísceras 40 gramos

4. Frutas, verduras y semillas: 40 gramos.


No debemos obsesionarnos con los gramos exactos. Podemos dar un aporte aproximado, lo importante es que su alimentación sea equilibrada y constante.


Si aún tienes dudas de cómo hacerlo, te adjuntamos en este link una calculadora orientativa que te ayudará a saber cuántos gramos debe comer tu mascota de cada ingrediente (en inglés): https://perfectlyrawsome.com/pmr-barf-dog-cat-raw-feeding-calculators/



Ya tenemos el porcentaje realizado y los gramos de cada alimento calculados.

¿Cuál es el siguiente paso?

Se introducirá de forma progresiva la alimentación cruda en nuestra mascota. Al igual que nosotros al realizar un cambio de dieta y adquirir nuevos hábitos alimenticios se debe hacer de forma paulatina debido a que nuestro estómago y todo el sistema digestivo no está preparado para digerir ciertos nuevos alimentos y texturas.


Tras consultar varias formas de introducción a los alimentos, nos hemos decantado por esta que os mostramos. ¡Vamos allá!


Primera semana:

- No mezclaremos varios tipos de carne para evitar molestias gastrointestinales.

- Se recomienda carne blanca de un sólo tipo: pollo o pavo. Para la proporción de carne y huesos carnosos podéis utilizar: pechuga de pollo o pavo, alitas de pollo o pavo, contramuslos de pollo o pavo, patas de pollo o pavo y/o cuello de pollo.

- No te olvides de añadir la proporción adecuada de verdura (hervida 5 o 10 minutos ayudamos a su digestión) o fruta.

- En esta primera semana NO se debe añadir vísceras o hígados.

- Si las deposiciones de tu perro son blandas, puedes añadir más cantidad de hueso carnoso, como por ejemplo, carcasa de pollo. También ayuda la zanahoria hervida por su capacidad astringente.

- Si por el contrario notas que tu mascota esta estreñida o las deposiciones son muy duras, puedes reducir el porcentaje de hueso carnoso a un 30 o 40%.


Segunda semana:

- Puedes comenzar a introducir diferentes tipos de carnes blancas, como pollo, pavo, cerdo o conejo.

- Recuerda seguir siempre las proporciones adecuadas de huesos carnosos (50-60% si tu perro tiene actividad moderada), carne (del 30 al 20%), frutas y verduras (10%) y vísceras e hígado (10%).

- En esta segunda semana aún no se pueden añadir vísceras e hígado (se realiza en la cuarta-quinta semana dependiendo del animal).


Tercera semana:

- Comenzamos a introducir la carne roja si nuestro animal ha tolerado bien las dos semanas anteriores. Podemos introducir: diferentes partes del cerdo como oreja, rabo o costillas; cordero como cuello, falda o costillar; y carnes rojas.

- Se aconseja comenzar primeramente con cantidades pequeñas de carnes rojas e ir progresivamente aumentando hasta la cuarta semana donde podremos dar la cantidad completa, llegando incluso a sustituir complemente la carne blanca.


Cuarta semana:

- En esta semana, ya habremos añadido por completo la carne roja. A partir de este momento, el estómago y el resto del sistema digestivo de nuestro animal debe estar preparado para asimilar las proteínas y nutrientes de diferentes tipos de carnes, así como a su textura.

- Recuerda seguir manteniendo el balance de verduras y frutas ya que constituye el 10% de su dieta.

- Observa las deposiciones del animal y vigila mientras come su comida. Recuerda el truco que te damos: si sus deposiciones son muy blandas puedes añadir un poco más de hueso carnoso. Sin embargo, si sucede lo contrario, puedes reducir su porcentaje hasta un 30%.


Quinta semana:

- En esta última, podremos finalmente añadir el hígado y las vísceras como riñón, bazo, cerebro o tráquea.


Como veis la transición es muy lógica y de sentido común a la hora de ir añadiendo nuevos tipos de alimentos. Al principio, puede que os resulte un poco extraño, sobre todo, el pesar la comida e ir haciendo la costumbre, pero al cabo de unas semanas es muy fácil.






Nosotros también hemos sido barferos principiantes, ¿qué consejos os podríamos dar?

Aquí os enumeramos 5 de los mejores consejos para la dieta BARF o ACBA que podemos compartir con vosotros y vuestras mascotas. Seguro que os serán útiles.



1. Vigila a tu animal mientras come.

En nuestro caso, Spock comía con mucha ansiedad y a la velocidad de la Enterprise, por lo que adaptarse a la barf le ha ayudado a comer más despacio y lo más importante: aprender a masticar correctamente. Lo que queremos comunicaros con esto, es que si vuestro perro no está acostumbrado a masticar, sino que directamente engulle la comida, debéis tener cuidado porque existen un riesgo de asfixia. En este caso, una actuación rápida es primordial y, al igual que con nosotros, puede salvarle la vida, por lo que si estáis cerca mientras come, al menos durante las primeras semanas será un seguro de vida en cierta medida. Tampoco es necesario que os quedéis mirándolos fijamente mientras comen, simplemente es estar atentos. Ocurre igual que si tenemos un niño que está aprendiendo a comer y masticar: al principio debemos estar atentos hasta que sepa comer tranquilamente y masticar de forma correcta.



2. Vigila su pelo y deposiciones.

Desgraciadamente nuestras mascotas están tan acostumbradas a comer sub productos que en muchas ocasiones no han ingerido una fuente de proteínas natural y fresca. Así, a veces encontramos casos de rechazo al pollo, conejo, o alguna carne en concreto. Debemos observar si nuestro animal tiene deposiciones irregulares o diarreas, así como picores en la piel, hinchazón o pérdida del pelo, ya que podría ser que sufra algún tipo de alergia. En este caso, se recomienda como método preventivo, no volver a dar ese alimento, por ejemplo, manzana, conejo, etc. y no repetir de nuevo la comida que haya ingerido ese día. Además, si vuestro perro presenta una reacción alérgica lo más correcto sería acudir a un veterinario profesional para evaluar cuál ha podido ser la posible causa.



3. Cómprate una balanza.

La ayuda de ésta facilita muchísimo la elaboración de los menús semanales. Como os comentamos anteriormente, los domingos es nuestro día para preparar los menús de toda la familia, por lo que en menos de 15 minutos tenemos todo lo necesario para la ingesta de Spock durante una o dos semanas.



4. Las bolsitas de congelado PP (no liberan tóxicos) o los tupper-ware de siempre.

Indispensable para poder organizarnos, tanto para nuestra comida como para la de Spock. Es ideal dejarlos previamente preparados en su bolsita o tupper (Spock tiene los suyos con su nombre). Para el desayuno de nuestra mascota, lo sacamos del congelador la noche anterior y se descongela en el frigorífico. ¡Listo para el día siguiente!



5. Recuerda ofrecer a tu mascota un plato completo.

Su comida debe ser igual que la nuestra: variada y equilibrada. Por lo que un buen planning y organización es primordial si vuestro objetivo es un vida sana en cuanto a la alimentación. Progresivamente, iréis jugando con diferentes tipos de carne, siempre respetando los porcentajes de alimento en cada plato. Al igual que nosotros, no todos los días comemos la misma carne y pescado, sino que vamos variando semanalmente. ¡Es muy fácil!




¿Qué marcas que sigan la Dieta BARF o ACBA encontramos en el mercado?


1. Puromenu

En su web disponen de un blog y consejos muy interesantes, además de un canal de Youtube donde tienen un video entrevistando a Doris Ramisch, una de las mejores nutricionistas de BARF o ACBA.




Os aconsejo visitar su post sobre "Dieta Barf: pasar a una dieta natural" si aún tenéis dudas con respecto a la alimentación.

Además, disponéis de un programa de recomendación, donde recibes un 5% de descuento por cada amigo que recomiendas, y 10% de descuento en vuestra primera compra con el código: "PRIMERACOMPRA10".


2. Comprar Dieta Barf

Nos presentan menús muy completos y que pueden ser interesantes a la hora de elegir barf picada o comprada en grandes cantidades. También disponen de un programa de afiliados por si deseáis formar parte.




Y si necesito a un experto, ¿a quién puedo acudir para realizar una dieta especializada?

Al igual que nosotros, a veces debemos recurrir a la ayuda de un nutricionista especializado para que pueda ayudarnos en nuestro caso específico. Para nuestra mascotas, es lo mismo. Cualquiera de las anteriores empresas nombradas anteriormente, estarán encantadas de asesoraros en base de alimentación y nutrición, además de aconsejaros el mejor producto para vuestro caso individual.


Otra vía de la que disponemos, es realizar una consultoría personalizada con dos de las grandes nutricionistas de barf que tenemos en España. Os hablamos de Mónica González y Doris Rämisch.

A continuación, os dejamos los enlaces a sus webs personales para que podáis consultar toda su información y servicios de consultoría de los que disponen.


- Mónica González: https://monicagonzaleztovar.com

- Doris Rämisch: http://canatess.com/es/sobre-mi/



Esperamos que os haya gustado esta primera parte introductoria y de transición a la dieta BARF o ACBA. Recordad que tendremos dos post más relacionados con este tema, uno con podcast y entrevista incluidos.

Si no queréis perdéroslo, podéis suscribiros a nuestro blog El Corgi Manchego, y si tenéis alguna duda relacionada con el tema BARF o ACBA o cualquier otra consulta, no dudéis en escribirnos y/o comentar este post. También podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestra cuenta de Instagram @captainspok_thecorgi o en nuestro email spockelcorgimanchego@gmail.com.


Queríamos agradecer especialmente a Victoria de @sempiterno por su ayuda al desarrollo de este post y dedicación a la planificación de la dieta barfera de Spock (y por soportar nuestras dudas e incertidumbres cuando comenzamos en este camino). También queríamos mostrar nuestro agradecimiento a las empresas Puromenu y Dieta Barf por su ofrecernos permiso para compartir su web, productos y códigos de descuento. ¡Gracias a todos! e infinitamente a todos nuestros seguidores y suscriptores por estar ahí siempre presentes.


  • Black Instagram Icon
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon