Pipetas repelentes naturales, ¿sí o no?

En el post de hoy vamos a abrir un melón, y de los grandes. Últimamente, con el auge de la quimiofobia (miedo irracional a la química o ingredientes químicos) sobre todo en el marketing, la mayoría de la población ha llegado a asociar las palabras "ingredientes químicos" con "artificial", "peligroso" o incluso "tóxico".


Sin embargo, es justo lo contrario a lo que sucede: los ingredientes químicos más potentes y peligrosos los encontramos en la naturaleza, y los adulterados en laboratorio para que no sean tóxicos son llamados ingredientes sintéticos.


Estas ideas que se extienden sobre todo en el mundo cosmético, también han llegado al terreno de las pipetas y collares antiparasitarios de nuestros peludos. A muchos de vosotros os asaltan miles de dudas: ¿cuál compro?, ¿uno con ingredientes naturales o sintéticos? (porque químicos son los dos), ¿puedo hacer uno casero en casa?, etc.


Estadísticamente, los productos antiparasitarios con ingredientes naturales o sintéticos producen el mismo tipo de alergias en los animales. Es decir, no quiere decir que porque estés utilizando solamente pipetas con ingredientes naturales, tu perro no vaya a tener una reacción alérgica.


Os ponemos un ejemplo: a principios de verano, un perro resultó positivo en las pruebas de alergia a una de tipo natural y una sintética: a la lavanda y a un conservante del tipo E2-, concretamente, E202, el sorbato de potasio, derivado del ácido ascórbico (E200) o, si preferís, la vitamina C sintetizada. Sin embargo, la dueña quedó muy sorprendida ante los resultados ya que su perro no había consumido en ningún momento un aditivo derivado del ácido ascórbico (cuidado en este punto con los piensos industriales y los aditivos de más). Sin embargo, si que solía darle a su perro naranja alguna que otra mañana para desayunar. Es aquí cuando le explicamos que la molécula de la vitamina C es exactamente igual la sintética que la natural, por tanto, no importa de dónde provenga su origen, si el animal ha ingerido ese compuesto químico le provocará una reacción alérgica.



Lo sintético bebe de lo natural, es una copia, en la mayoría de las ocasiones, perfecta y es más sostenible para el medio ambiente.



Os traemos otro ejemplo: para fabricar una pipeta con ingredientes 100% naturales necesitaremos como mínimo uno o dos aceites esenciales. Para la obtención de éstos, no sólo necesitamos dejar crecer el cultivo el tiempo que necesite, sino que además, para destilar la cantidad que se exige actualmente en el mercado, la cantidad de litros de agua que se necesitan es abismal. Y a veces, ya no sólo están en juego los recursos acuíferos: para la obtención de aceites de rosa y sándalo, la mayor producción mundial para el etiquetado de 100% natural y ecológico, provienen de zonas en conflicto entre Siria y Turquía para la rosa, y sándalo para la India, que lejos de ayudar, exponen a personas inmigrantes de conflictos bélicos quienes viven en campos de refugiados, eliminando a su vez, especies nativas de esa zona para plantar de forma intensiva la rosa de Damasco y el sándalo, contribuyendo a deforestación del área.


A su vez, la eficacia de las pipetas naturales es ínfimamente menor a la sintética, por una simple razón muy sencilla que todos entenderéis. Os vamos a traer el tercer ejemplo: imaginaos que sois una pulga. Al principio cuando tu especie se empezó a desarrollar, tuvo que superar ciertos peligros, como por ejemplo, el veneno o insecticida que producían algunas plantas. Pero poco a poco, gracias a una cosa que Darwin llamó como "adaptación al medio", te vas haciendo más fuerte a los agentes externos. Y cada vez eres una pulga más fuerte y vives más tiempo. Esas fortalezas genéticas, las transmites de generación en generación, así que tus tris-bis-nietos son hiper resistentes y consiguen superar ese veneno que al principio les dañaba. Es decir, la mayoría de los insectos y parásitos que actualmente viven en nuestro medio demuestran una alta resistencia a los repelentes de origen natural.


Así, si habéis entendido la historia de la pulga Peppa, "Peppa the flea", esperamos que halláis comprendido que tu perro no estará lo suficientemente protegido frente a agentes externos sólo por usar una pipeta de origen 100% natural. Igualmente de ineficaz sería una pipeta sintética pero que copia los activos de origen natural (recordad que las moléculas son iguales y Peppa tiene en su código genético una copia de ese insecticida muy bien guardado y sabe defenderse de él, así que le da igual que el Linalool venga de una planta o un laboratorio).


A continuación, os dejamos una seria de consejos y recomendaciones que pueden resultaros útiles:


1) Mi perro ha presentado alergias a los principales collares/pipetas antiparasitarios pero NO se a qué compuesto tiene alergia: en este post de blog os hacíamos una review muy interesante sobre Scalibor y Seresto. Si tu perro ha presentado algún tipo de reacción alérgica por pipetas o collares, visita la web de CIMAVET, ya que es el Centro de Información de Medicamentos Veterinarios. Busca el producto que le ha producido reacción y apúntalos, o si puedes, mejor aún, haz una captura de pantalla y acude a tu veterinario. Éste sabrá aconsejarte cuáles productos puede utilizar tu perro sin que contengan ningún principio activo que ha producido la reacción.


2) Mi perro tiene alergias y SÍ que conozco el principio activo/compuesto/ingrediente: igualmente, acude a CIMAVET y en este caso haz click en la opción Búsqueda Avanzada, ya que puedes buscar productos que contengan ese ingrediente/principio activo y así ir descartando.


3) Quiero buscar un champú antiparasitario, ¿lo encontraré también en CIMAVET?: si este es un champú con receta o al menos tratamiento veterinario sí que se encontrará en este buscador (sería considerado medicamento). Si es un champú sin receta, lo encontrarás en el buscador zoosanitario del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.


4) Si te preocupa la protección de tu perro frente a las agresiones externas, te aconsejamos que NO realices pipetas caseras, y que si decides optar por un antiparasitario 100% natural lo combines con: collar, pipeta, spray y champú y no se realicen paseos por zonas infectadas. Aún así, tanto el uso de sintéticos como naturales no garantiza una protección completa, aunque sí es cierto que el riesgo de contagio/picadura queda muy minimizado.


5) Debemos apoyar a las empresas que apuestan por la innovación y el cambio. Seguimos formulando productos para animales con patrones cosméticos de hace 60 años. La ciencia evoluciona y debemos adaptarnos gradualmente a ese cambio. Aunemos por buscar una cosmética lo más ética y justa posible, tanto para los animales como para el planeta Tierra, considerando que debemos invertir más en productos sintéticos de alta calidad y seguros, que no impliquen explotación humana (niños los más desfavorecidos ya que se suelen utilizar por el tamaño pequeño de sus manos para trabajar con plantas y flores) y/o recursos naturales.

Por ejemplo: el methyl ionone fue creado en 1893 ya que es un sintético muy seguro y estable que sustituye al aroma de la lavanda. Es un ejemplo más de una alterativa muy eficaz a la producción industrial de aceites.



Esperamos que el post os haya resultado interesante y que hayáis comprendido un poco más cómo funciona este mundo de la cosmetología animal y la fabricación de cosméticos en general. Como siempre, cualquier duda que os surja podéis dejárnosla por aquí abajo, en Instagram o en nuestro email reddermacanina@gmail.com


¡Buen finde tripulación!




0 vistas
  • Black Instagram Icon
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon