La protección solar canina: ¿es realmente necesaria?

¡Hola tripulación! Hoy os traemos un tema con el que más de uno de nosotros dudamos. Muchos expertos sobre todo de países extranjeros creen que debemos utilizar un protector solar con nuestros caninos mientras los exponemos a un sol continuado. Otros por el cambio, consideran que la piel y pelo del animal es suficiente para protegerlos del sol. Entonces, ¿realmente debemos tomar medidas para proteger a nuestro perro del sol con productos cosméticos? Desde El Corgi Manchego consideramos que la protección solar de nuestro peludo va a depender de muchos factores, entre los que destacamos: la salud de su dermis, su tipo de pelo, fototipo de piel y la termoregulación del animal. Añadimos que la protección de la piel en nuestro canino es necesaria si queremos evitar la aparición de enfermedades futuras como el cáncer de piel, pigmentación excesiva, manchas o múltiples problemas cutáneos.


La piel también es un órgano, de los más extensos y funcionales del cuerpo

Para nuestros caninos, la piel es una barrera anatómica y fisiológica entre el animal y

su medio. A veces lo olvidamos, pero tanto en nuestros caninos como en nuestra propia especie, la piel cumple unas funciones importantísimas metabólicas, de termorregulación y sensibilidad, añadiendo por último la gran labor de protección que posee el pelo y subpelo. En los caninos y en humanos, está formada por tres capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis. En la dermis se encuentran los anexos: folículos pilosos, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas; dentro de los apéndices se encuentran las uñas.


Nuestra piel y la suya es muy parecida, pero sí es cierto que existen unas diferencias específicas:

1. El PH de su piel es más alcalino, entorno a un 8 y un 6-7 en sus almohadillas.

2. Su dermis suele ser más gruesa y grasa, es decir, tienen una compensación mayor en cuanto a sustancias lipídicas que higroscópicas (que retienen mayor cantidad de agua).

3. Su epidermis está formada por un epitelio escamoso estratificado queratinizado y sus células se disponen en capas cuyo número varía en las diferentes regiones del cuerpo. El porcentaje de estas células es diferente a la humana, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir un buen protector solar y no utilizar nunca el de un humano. Hay cuatro tipos distintos en esta capa:

  • Queratocitos (85%). Corresponden a las células epiteliales que sintetizan la queratina de la piel.

  • Melanocitos (5%). Dentro de sus funciones se encuentran la síntesis de melanina, la pigmentación de la piel y su pelo, la protección frente a la luz ultravioleta y la depuración de radicales libres. Son numerosos en la piel pigmentada y están esparcidos o ausentes en la piel no pigmentada; se encuentran en la capa basan, en la vaina radicular externa y en la matriz de los folículos pilosos, donde son numerosos, excepto en los animales blancos; también están presentes en los conductos de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Para que nuestro perro tenga la piel sana debe haber una relación de 1 melanocito por cada 10 o 15 queratocitos en la capa basal. Para que la melanina sea producida por los melanocitos es necesaria la enzima tirosinasa que cataliza la oxidación de la tirosina a dihidroxifenilalanina (DOPA) y después se polimeriza a melanina. Los animales albinos carecen de tirosinasa y por consiguiente no pueden producir melanina.

  • Células de Langerhans (3-8%). Se encuentran en la capa superior espinosa de la epidermis, en la dermis y en los ganglios linfáticos. En los perros, no tienen los típicos “gránulos de Birbeck”, característicos de la ultraestructura de su equivalente en los humanos. Para completaros con mayores datos dermatológicos, son miembros del sistema monocito-macrófago y son las presentadoras de antígenos de la epidermis, participando en las reacciones de hipersensibilidad retardada; ellas migran después de su estimulación antigénica a los nódulos linfáticos, para llevar el antígeno (Ag) e informar a los linfocitos locales. Se identifican mediante microscopio electrónica y por inmunohistoquímica, técnica en la que son positivos para la proteína S-100 y las CD1-A y CD6.


Debido a estas diferencias principales no es buena idea utilizar un protector solar fabricado para pieles humanas con nuestros caninos.







Entonces, ¿qué debe tener un buen protector solar canino?

Hemos de decir que en nuestra búsqueda por el mundo cosmético canino no hemos encontrado un protector solar que nos haya gustado realmente, El mercado es muy escaso y utilizan ingredientes que no son muy eficaces. Por tanto, vamos a enumerar los distintos puntos a tener a en cuenta a la hora de buscar un buen protector solar:

  1. Mejor en spray: ya que así podremos aplicarlo en lomo y pelaje. En crema puede provocar endurecimiento de la mezcla si se mezcla con sudor y/o suciedad, llegando a ser bastante molesto a la hora de retirarlo del pelo. Para aplicarlo en la zona de la nariz y frente, aplicamos primeramente el spray en la mano y posteriormente en la zona deseada (no le tires el spray a la cara a tu peludo, no es muy agradable comer protector solar, aunque sepa a coco hawaiano).

  2. NO debe contener dióxido de ZINC ni PABA (Ácido paraaminobenzoico) muy típico en protectores solares con filtros inorgánicos ya que son tóxicos para los caninos.

  3. Tanto los filtros orgánicos como inorgánicos resecan siempre un poco la piel y el pelo, por tanto, sería un punto muy positivo si el protector tuviese algún ingrediente que consiguiera retener el agua en su piel, cumpliendo funciones hidratantes como el karité, el aloe vera, algún tipo de cera vegetal, glicerina, etc.

  4. Los protectores solares deben llevar algún tipo de filtro de protección ya sea orgánica o inorgánica: nano particulado, con dióxido de titanio, óxido de aluminio, etc. y a ser posible que sea mayor del 50 (replicar cada hora y media). Podéis elegir una de menor, por ejemplo, protección del 30, lo único que tendríais que replicar cada media hora. Además, debe venir dos círculos en la etiqueta (más completo frente a la radiación) o al menos uno de ellos: UVA y UVB.

  5. No deben llevar aceites esenciales puros ni aceites de primera presión en frío que puedan ser fotosensibilizantes, es decir, aceites como por ejemplo el de aloe vera, el de rosa mosqueta o los de las frutas cítricas provocan alteraciones en la piel en contacto con la luz solar, pudiendo provocar manchas o pigmentaciones en la piel del perro (sobre todo en nariz y zona de la barriga).


¿Qué es eso de los filtros orgánicos e inorgánicos?

Son los filtros que necesitamos añadir a los protectores solares para protegernos de la luz del sol y de los índices UVA y UVB.

Los filtros físicos o inorgánicos son aquellos que no contienen partículas de carbono en su composición. Suelen ser dióxidos y metales de procedencia natural. El principal problema de éstos es que aun que tengan una buena pantalla de protección (se distinguen bien por ese color blanco radiactivo que todos hemos sufrido de pequeños en la playa y era imposible de quitar), resecan la piel en exceso, llegando a crear un gran desequilibrio en la producción de sebo de la piel, puesto que al necesitar más agua comienza a crear "más grasa", pudiendo aparecer granitos, rojeces u otras afecciones cutáneas.


Los filtros químicos u orgánicos son aquellos que contienen partículas de carbono en su composición. Suelen ser de procedencia natural pero sintetizados en laboratorio. Cuentan con doble función de absorción y reflexión (es decir, protegen la piel en capas más internas), son texturas más ligeras y más adaptadas al ph de la piel.





¿Cuáles filtros son los mejores?

Según nuestro conocimiento y experiencia: ni uno ni otro, sino una combinación de los DOS. Está demostrado que un buen protector solar funciona mejor y protege mejor nuestra piel en periodos largos de exposición solar cuando se combinan ambos. Por tanto, una buena combinación para un protector solar canino sería uno que tuviese un dióxidos de metal (titanio, aluminio, etc.) con otro orgánico como Bismuth Oxychloride, Mica, etc.


¿Dónde debo aplicar el protector?

  • Nariz

  • Frente

  • Lomo

  • Barriga

  • Patitas

Las razas de pelo corto, sin subpelo, perros blancos y perros con problemas de dermatitis tienen más riesgo de sufrir quemaduras solares en su piel.




Otros puntos a tener en cuenta

Además de la utilización de un buen protector solar, es necesario seguir algunos consejos como por ejemplo, no pasear en horas de calor extremo, tener siempre agua disponible para el animal y si por ejemplo estas en la playa o en algún lugar con agua utilizar una camiseta fina para evitar estar constantemente replicando el protector solar.



Mi perro se ha quemado, ¿qué puedo hacer ahora?

Una de las quemaduras que más nos habéis consultado ha sido la de abrasión por contacto en las almohadillas o la quemadura solar en la nariz. Ambas son diferentes puesto que la forma de "quemarse" es distinta. En la primera, en la mayoría de los casos fue por el excesivo grado de temperatura que tenía el suelo, ya sea en calzada de cemento o arena de la playa, y la segunda es propiamente una quemadura solar por la exposición sin protección. Aquí os daremos consejos sobre qué aplicar cuando sea una quemadura leve (rojez o abrasión pequeña en las almohadillas), si la quemadura presenta ampolla o esta de color muy oscuro debemos acudir directamente al veterinario.


Antes de pasar a los diferentes productos que podemos utilizar en casa como "aftersun canino", debemos tener en cuenta que cuando exponemos a nuestro animal a un calor excesivo las quemaduras son sólo una parte de lo que puede sucederle. En ocasiones, también puede estar deshidratado o sufrir un golpe de calor.




La manteca de Karité y el aloe vera: los aftersun caninos más eficaces.

Como hemos comentado anteriormente, en quemaduras leves (solo un poquito enrojecidas) podemos aplicar este tipo de productos, ya que son muy hidratantes en el sentido de que mantienen eficazmente el nivel de hidratación en la piel y son calmantes, repararan tejidos celulares. A ser posible, la manteca de karité debemos obtenerla 100% natural, sin alcohol ni en crema. En ocasiones, podemos encontrarla como "manteca de karité", "Butyrospermum Parkii Butter" o "Shea Butter" en el INCI, acompañada de Tocopherol. Para nosotros, la mejor manteca de Karité es esta que se encuentra en el INCI de los ingredientes con la Vitamina E (nombrada anteriormente como Tocopherol) ya que ayuda a la reducir el nivel de inflamación celular, hidrata y calma la piel. También podéis utilizar manteca de karité pura, pero si la encontráis con vitamina E, es un extra que nos llevamos.


Os aconsejamos la manteca de Karité de la marca Yerbas Vivas. La encontramos en perfumerías Druni y viene en un formato muy bueno, puesto que puedes cortar un trozo de la manteca, dejando el resto en el mismo envase. Puesto que sólo hay que utilizar una cantidad muy pequeña, este formato de 130 ML tiene una relación calidad precio excelente. Puedes conservarla en un lugar fresco y seco, alejada de la luz solar y os durará muchísimo. Además, no sólo podéis utilizarla con vuestras mascotas, sino que para vosotros también podéis utilizarla como aftersun o para enriquecer vuestra piel/pelo si está muy seca o deteriorado.

Aquí os dejamos el enlace directo al producto: https://www.druni.es/manteca-natural-karite.html





El aloe vera que vamos a utilizar debe ser en gel o en su defecto jugo puro sin nada añadido. En el INCI debe aparecer como Aloe Barbadensis Leaf Extract (en este caso debe aparecer entre paréntesis cuánto de extracto tiene en el mismo INCI o en algún lugar del etiquetado) o Aloe barbadensis leaf juice (este segundo es mejor puesto que está más concentrado). En la formulación, puede ir acompañado de Aqua (Agua) o Glycerin (Glicerina). Para nosotros, el mejor es un gel de Ibizaloe con un 99% de hojas frescas.

Aquí os dejamos el enlace directo al producto: https://ibizaloe.com/producto/gel-aloe-vera-puro-99-de-hojas-frescas-50ml/






Ambos productos son made in Spain y pueden ser utilizados por humanos (incluidos niños, ancianos y personas con pieles sensibles) y caninos, por lo que viene genial tenerlos a mano siempre en casa. Sus efectos calmantes lo convierten en los perfectos aftersun, nutrir la piel y suavizarla tras una herida, o simplemente para mantenerla diariamente enriquecida e hidratada. Además, de esta ultima marca que os hemos nombrado Ibizaloe, tienen una crema que siempre utilizamos por su versatilidad y amplia eficacia, que combina la manteca de karité, con almendras dulces y aloe vera, junto con otros ingredientes. Igualmente es apta para humanos y perros. Os dejamos el enlace aquí: https://ibizaloe.com/producto/crema-multiusos-100ml/








CONCLUSIONES

  • Debemos tomar medidas cuando exponemos a nuestro perro a largos periodos de exposición solar, ya sea en playa, montaña o ciudad, puesto que la radiación puede provocarle quemaduras u otros problemas dermatológicos futuros.

  • Es mejor en spray y a ser posible que sea del 30 o mayor a éste rango de protección, con filtro UVA y UVB si pudiese ser posible. También es un punto a favor un protector que combine filtros orgánicos (químicos) o inorgánicos (físicos), lo sabremos porque contiene algún tipo de dióxido de metal en su composición. Debido a que estos resecan mucho la piel, será aconsejable que incluyese algún agente hidratante o ingrediente con capacidad de retención del agua en la piel para no resecarla en exceso.

  • El agua fresca debe estar siempre a disposición del animal, así como proporcionarle algo de sombra de vez en cuando. Si tu perro tiene tendencia a sufrir golpes de calor o sabes que lo pasa mal cuando se expone al sol por diversos factores (jadea demasiado, se marea, está más apagado, etc.) es mejor dejarle en casa y no exponerle. Siempre está la opción de coger alguna camiseta vieja, mojarla en agua y colocársela, para evitar que se queme y su piel pueda termoregular la temperatura corporal con una pequeña ayuda. Este método esta especialmente indicado para perros albinos, todas las razas con pelo corto, razas sin subpelo y perros con pelo blanco, así como de aquellos que tienen tendencia a los golpes de calor.

  • NO apliques aceites como método aftersun. Hay creencias de que es positivo tanto en humanos como en caninos, pero no es cierto. Los aceites son buenos cuando la piel está sana o ha sufrido algún golpe, ya que con un masaje puede ayudarnos a reducir la inflamación. Sin embargo, cuando la piel está quemada necesita una sustancia más cremosa o en gel porque ayuda a la reparación celular e hidratación de la piel.

  • Sabemos que después del campo o la playa vas a tener muchas ganas de lavar a tu perro, pero si se ha quemado NO lo hagas, o al menos no le apliques jabón ni champú en la zona quemada. Aplica sólo agua para lavarla y sécala a toquecitos (nunca arrastrando). Posteriormente, ponle algún producto aftersun como los nombrados en el apartado anterior o alguno que tengas en casa de características similares. NO le apliques nunca un producto que contenga alcohol en alta cantidad (de primer a quinto ingrediente, a partir del cuarto/quinto, aproximadamente, no hay problema porque es una cantidad mínima, menor al 0,05%) en la piel quemada.


Desde El Corgi Manchego nos gustaría que las empresas dedicadas al sector de la cosmética canina innovasen un poquito más en las gamas de protectores solares, puesto que los que hay actualmente en el mercado son escasos y sus formulaciones son poco eficaces. Para que os hagáis una idea, lo que hay actualmente en el mercado de protectores solares caninos son formulaciones que se utilizaban con humanos en los años 40, evidentemente, adaptadas un poco a su tipo de dermis, por lo que estamos muy atrasados. Creemos que el principal motivo puede ser por la amplia creencia de que el animal no necesita protegerse del sol debido a su pelaje, cosa que es cierta pero sólo para algunas razas y para el cuerpo. La nariz, con su trufita al completo más la cara, puede ser una zona que muy fácilmente puede quemarse.


Los productos de marcas nombradas anteriormente son aquellos que nosotros hemos probado y tanto en calidad de ingredientes como en eficacia le damos nuestro visto bueno, siendo probado en perros con pieles muy sensibles y quemadas. No es una colaboración.


Esperamos haberos ayudado un poquito más con todas las dudas que tenéis acerca de los aftersun y protectores solares caninos. Y cuando encontremos el protector solar perfecto, ¡aquí lo tendréis!


Que paséis buen domingo tripulación, ¡larga vida y prosperidad!


0 vistas
  • Black Instagram Icon
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon